Súplica de AEJOMA, AMADER, ANDEMAR-Madrid, FEMARA-Madrid y OPEMARE, que no estiman indispensable modificar el texto refundido sobre tributos cedidos de la Comunidad «porque no puede cobrarse un tributo cuando no existe un rendimiento económico previo».

El documento fechado el 20 de abril, suscrito por los cinco presidentes de las entidades asociativas madrileñas y dirigido al consejero de Hacienda de la Comunidad, Javier Lasquetty, solicita bien el 100% de la bonificación de la cuota de la tasa de la máquina B, bien la suspensión del devengo de la misma durante los días de duración del ‘estado de alarma’ y 1 mes después de transcurrido el mismo para los establecimientos de hostelería, y de juego y apuestas.

Las cinco entidades signatarias «agradecen» a la Consejería de Hacienda de la Comunidad «la sensibilidad» mostrada ante las peticiones que las organizaciones empresariales ya formularon el 18 de marzo y «la predisposición» a modificar el decreto legislativo 1/2020, de 21 de octubre, relativo a la tasa de juego aplicada en las Máquinas B conforme con el principio constitucional de ‘justicia tributaria’, es decir, no cobrar un tributo sin que medie un rendimiento económico previo.

Precisamente para evitar la incertidumbre empresarial solicitan a la Comunidad «la adopción urgente de medidas normativas que bonifiquen el 100% la cuota fija de la tasa de juego de la Máquina B, o bien se suspenda el devengo de la misma durante los días transcurridos desde la aplicación del real decreto 463/2020, de 14 de marzo, además de un mes después de su conclusión.

Aporta como ejemplos de esta petición las iniciativas que, si bien de diferente corte han sido emprendidas recientemente por Comunidad Valenciana, Catalunya y Canarias, convergen en el reconocimiento del principio constitucional de ‘justicia tributaria’ recogido en el artículo 31.1 de la Carta Magna al no exigir la cuota tributaria de la tasa fiscal de juego de la B durante el ‘estado de alarma’ porque éstas no permanecen en explotación por causas ajenas a la voluntad del propietario, sino por razones de ‘fuerza mayor’ derivadas del real decreto de 14 de marzo que suspendió expresamente las actividades de Hostelería y de Juego y Apuestas.

Recuerdan al consejero Lasquetty que el fin del ‘estado de alarma’ no supondrá la instalación inmediata de todas las máquinas B «porque las razones logísticas de las empresas y las necesidades de los establecimientos impedirán la explotación efectiva en el promedio de 1 mes desde que se levante el ‘estado de alarma'». De ahí la adición de un mes desde el final del mismo en la alternativa que solicita la suspensión del devengo.

Fuente: Joc Privat

Únete a más de 130 Empresas colaborando con nosotros

Forma parte de nuestra asociación.

Política de Privacidad

Escribe los siguientes caracteres: captcha